Uno de los mejores Crianzas 2009 de la Ribera de Duero, 100% tempranillo. Es el sueño de Javier Cremades de Adaro, fundador de Bodegas PradoRey